5 filmes fundamentales de Tim Burton

5 filmes fundamentales de Tim Burton

Por | 1 Agosto 2016

A pesar de contar con una obra desigual, Tim Burton ha logrado conformar un estilo propio que no sólo se manifiesta en el plano visual (atmósferas y universos entre macabros y naïves con un trazo muy personal) sino en una clara visión autoral marcada por la búsqueda del punto en que un outsider puede conectarse con la normalidad. Ya sea que se trate de su Batman (1989 y 1992) o de sus historias animadas dirigidas a un público infantil como El extraño mundo de Jack (The Nightmare Before Christmas, 1993) y El cadáver de la novia (Corpse Bride, 2005), su obra se aventura en entornos oscuros tanto visual como metafóricamente. La mirada de Burton (Burbank, 1958) destaca en la industria cinematográfica de gran comercio: es una extraña excepción en un entorno con territorios estéticos y narrativos bastante establecidos.

 

El joven manos de tijera (Edward Scissorhands, 1990)

Edward-Scissorhands-edward-scissorhands-5050955-852-480

Ésta es la primera de muchas colaboraciones entre Tim Burton y Johnny Depp, así como uno de los primeros éxitos comerciales del cineasta. En la cinta confluyen sus obsesiones con el cine de horror y sus orígenes en los suburbios de Burbank para lograr un escenario con elementos contrastantes: Edward es la creación inconclusa de un inventor (Vincent Price) que daña todo lo que toca por tener tijeras en lugar de manos. Esta condición es una potente alegoría de la soledad de la gente melancólica y creativa, que sin embargo no puede rehuir a la necesidad de establecer vínculos interpersonales.

 

El extraño mundo de Jack (The Nightmare Before Christmas, 1993)

Zero-and-Jack-in-the-Forest-in-The-Nightmare-Before-Christmas

A pesar de no haberla dirigido él, sino Henry Selick, Tim Burton es el indiscutible autor de esta película, al tratarse de su concepto, historia y personajes. Fue el primer largometraje en stop-motion de Disney realizado con técnicas tradicionales. El protagonista es Jack, un personaje célebre de Halloween Town, lugar que forma parte un universo donde existen distintos mundos para cada festividad estadounidense. Un día, decide arriesgarse e intentar algo nuevo y totalmente ajeno a su naturaleza: encargarse de la Navidad. La música de Danny Elfman amalgama esta historia sobre la esperanza, los sueños, los roles establecidos y el fracaso.

 

Ed Wood (1994)

Ed-Wood024

Ed Wood es conocido como “el peor director de todos los tiempos”. Esta película, realizada con bajo presupuesto, cuenta con las grandes actuaciones de Johnny Depp y Martin Landau –en los papeles del protagonista y de Béla Lugosi, respectivamente– quienes logran colocarse en el intersticio narrativo que plantea el cineasta. Situándose un escenario realista e histórico, Burton logra jugar con las fronteras entre realidad y fantasía: lo extraño no necesita estar anclado a mundos fantásticos, a veces se trata de pequeños dislocamientos en lo aparentemente normal. Este filme, a pesar de haber fracasado comercialmente, es una de las entregas más personales de Burton, quien se ocupó del quehacer cinematográfico y los límites de la ficción.

 

¡Marcianos al ataque! (Mars Attacks!, 1996)

mars-attacks-de-tim-burton

En una época plagada de películas de ciencia ficción que ostentaban efectos especiales novedosos, ¡Marcianos al ataque! se opone formalmente a ellos y los mezcla recursos previos. Es justo por dicha resistencia a la fórmula que la cinta destaca entre otros ejemplos de su época: una muestra más de su papel como agente extraño en la industria cinematográfica. Esta historia, que mezcla ciencia ficción con comedia, se sostiene por un elenco con nombres como Jack Nicholson, Glenn Close, Natalie Portman y Jack Black, quienes interactúan con excéntricos personajes animados. Pero centralmente se trata de una crítica mordaz a las películas de invasiones alienígenas que parte de un principio sencillo: los extraterrestres no tienen por qué comportarse como humanos ni por qué saber inglés.

 

El gran pez (Big Fish, 2003)

Big Fish (4)

Basada en la novela de Daniel Wallace, esta colorida cinta gira en torno a la memoria, la autobiografía y lo que sucede cuando uno la narra para sí mismo y para los otros. Nuevamente planteando cuestionamientos sobre la frontera entre lo real y lo fantástico, en esta entrega vemos a un padre (Albert Finney/Ewan McGregor) que le cuenta anécdotas increíbles de su propia vida a su hijo (Billy Crudup). Las historias, pobladas por personajes fantásticos en situaciones sorprendentes, se convierten aquí en una herramienta para construir la identidad: narrar siempre implica cierto grado de ficcionalización y Burton logra plasmar esto en la pantalla de forma entrañable.