¿Cuánto cuesta ir al cine en la Ciudad

¿Cuánto cuesta ir al cine en la Ciudad de México?

Por | 4 de Enero de 2017

En Icónica nos hemos propuesto analizar los hábitos de asistencia al cine de los mexicanos para reflexionar sobre el fenómeno de consumo y distribución en nuestro país. Decidimos iniciar esta investigación en tres complejos con números altos de asistencia y situados en un área geográfica de clase media y con acceso sencillo: la Cineteca Nacional, Cinemex Universidad y Cinépolis Universidad. Contrario a lo que se podría pensar con el auge de los servicios de streaming y la venta de piratería, la gente sí sigue yendo al cine –según el Anuario Estadístico del IMCINE, en 2015 asistieron 286,340,272 personas a las salas del país. Pero, ¿cuánto cuesta ir al cine? ¿Qué tan al alcance está del mexicano promedio?

Primero un cuadro comparativo:

tablafinal

 

¿Cuánto le cuesta a una familia ir al cine?

Una familia promedio mexicana está compuesta por dos adultos y dos niños. Ir al cine en fin de semana, en una sala normal, consumiendo un bote de palomitas grandes y un refresco chico por cabeza, les costaría $497 en Cinemex, $493 en Cinépolis y $265 en la Cineteca Nacional por los cuatro. Esto es sin tomar en cuenta el medio de transporte utilizado para llegar o el costo del estacionamiento.

Si cruzamos esa información con el salario mínimo mensual, que a partir del 1º de enero de 2017 es de $2,401.20 ($80.04 diarios por 30 días), ir al cine en familia costaría poco más de seis días de salario mínimo en Cinépolis y Cinemex y tres días en la Cineteca Nacional.

Las cifras dejan en claro que asistir al cine es una actividad del sector más pudiente de la población. Y que para la mayor parte de la gente, es un evento especial, quizá parte de un festejo de cumpleaños. Sin embargo, el cine está al alcance de la mayor parte de la población gracias al comercio ilegal . ¿Si pudiera contarse la cantidad de cintas vistas en casa en un DVD quemado, qué cifras de visionado arrojaría México?

 

¿Cuánto cuesta ir al cine en pareja?

Una función de cine sigue siendo una de las maneras rituales más comunes de iniciar o dar lustre a una relación sentimental, por lo tanto es un eje fundamental en las relaciones sociales del presente. Una cita de pareja en fin de semana, en una sala normal, consumiendo un bote de palomitas grandes y un refresco chico por cabeza, costaría $283 en Cinemex, $291 en Cinépolis y $175 en la Cineteca. Nuevamente sin tomar en cuenta el medio de transporte utilizado para llegar ni el costo del estacionamiento y, mucho menos, los costos de una cena, aunque sea en un puesto de tacos, ni ningún otro gasto.

Parece obvio: ver películas en casa es mucho más barato que ir al cine. Las películas pirata cuestan alrededor de $10 y una cuenta básica de Netflix cuesta $99, sin contar que se pueden compartir hasta tres cuentas en este servicio, y que una conexión a Internet cuesta alrededor de $300 en una casa. La experiencia de ir al cine en un país donde la desigualdad económica es muy grande, es un privilegio de clases medias que tienen resueltas las necesidades básicas. Si esto es así, ¿por qué México es uno de los países con más asistencia a las salas de cine? ¿Somos un país donde pocos gastan mucho y la mayoría tiene que hacer muchos esfuerzos para conseguir comida, techo, ropa, educación…?

*

El ejercicio que planteamos aquí invita a hacer ejercicios similares fuera de la Ciudad de México. ¿Qué tan asequible es el costo del cine en nuestro país? ¿El costo tiene, por ejemplo, alguna relación con el porcentaje de asistencia local? Publicaremos los resultados de esa investigación en febrero de 2017.