La fórmula Iñárritu (Guía para ganar

La fórmula Iñárritu (Guía para ganar premios)

Por | 26 de Enero de 2016

A González Iñárritu le gusta el éxito. Comercial, por supuesto. Y para alcanzarlo ha seguido una serie de fórmulas seguras que le garantizan premios, reconocimiento y admiración. Cualquier interesado en conseguir los mismos logros puede replicar las siguientes instrucciones:

1.- Dramatice. Los protagonistas del director mexicano siempre están al límite de una situación que, con frecuencia, los pone al borde de la muerte. Sucede en Amores perros(2000), cuyas tres historias se entrelazan por un choque en automóvil que cambia la vida de los implicados. En 21 gramos (21 Grams, 2003) recurre al mismo artificio y le suma un drama aún mayor: una operación de corazón. Por su parte, en El renacido (The Revenant, 2015) la estrategia es todavía más extraordinaria: el protagonista (Leonardo DiCaprio) sobrevive al ataque de un oso, una caída estrepitosa por un barranco y las inclemencias del tiempo. ¿Cómo lo hizo? ¡No importa! Lo relevante es que salió avante y que derrota a su enemigo.

2.- Haga que sus actores principales lloren. El éxito de las historias del director mexicano recae principalmente en el talento de sus actores, que saben sufrir y gemir: Gael García, Sean Pean, Brad Pitt, Cate Blanchett, Javier Bardem y Leonardo DiCarpio.

3.- Complique la técnica. Todas las películas de González Iñárritu implican recursos técnicos enrevesados. En Amores perros un montaje fragmentado espaciotemporalmente, tomado fundamentalmente del cine hollywoodense, que sin embargo se había vistos pocas veces en una película mexicana. En Birdman (o La inesperada virtud de la ignorancia) (Birdman (or The Unexpected Virtue of Ignorance), 2014), planos secuencias extraordinariamente logrados (a cargo de Emmanuel Lubezki), aunque vacíos de ideas. El renacido (también de Lubezki) tiene en su inicio algunos planos secuencias deslumbrantes, pero intrascendentes. Las cintas del director mexicano parecen estar más cerca del deporte que del arte: las tomas más difíciles, los planos más largos, los climas más extremos. Más, más, más.

4.- Copie la fórmula de un cineasta exitoso, como Tarantino. Sí, Iñárritu es una copia de Tarantino. Amores perros tiene una estructura narrativa muy parecida a la de Perros de reserva (Reservoir Dogs, 1992) y Tiempos violentos (Pulp Fiction, 1994) que se dieron a conocer unos años antes. Por su parte, El renacido es una especie de Kill Bill (2003-04) del siglo XIX donde, luego de haber sido dado por muerto, un hombre intrépido regresa por sus fueros para cobrar venganza. ¡Y lo logra!

5.- Espiritualice el cine. El director mexicano intenta que todas sus historias tengan algo de New Age. Sucede en 21 gramos, que atribuye su título al hecho de que cuando una persona muere, pesa 21 gramos menos. En Biutiful (2010), un hombre (Javier Bardem) se entera de que tiene cáncer e intenta reivindicar su vida. Finalmente, en El renacido, el personaje principal no mata a su oponente, sino que deja que “Dios decida” su destino.

¿Seguirá los pasos de Iñárritu? Copie estas fórmulas y estará listo para salir a la industria cinematográfica y triunfar.


Abel Cervantes es comunicólogo y editor de las revistas Código e Icónica. Colaboró en los libros Reflexiones sobre cine mexicano contemporáneo: Ficción (2012) y Documental (2014) con un ensayo sobre Carlos Reygadas y otro sobre Juan Carlos Rulfo, respectivamente. Es profesor en la UNAM.