El seductor

El seductor

Por | 7 de septiembre de 2017

Sección: Crítica

Directores:

Temas:

La más reciente película de Sofia Coppola es una mezcla entre fantasía y realismo que nos muestra lo que un grupo de mujeres solas puede hacer para mantenerse a salvo de cualquier enemigo.

Una niña sale del internado para recoger hongos para la cena. Es cautelosa. Sabe que a pocos kilómetros los soldados confederados lidian batallas para defender la esclavitud, pero algo llama su atención. Y es así como esta suerte de caperuza roja lleva al soldado McBurney (interpretado por Colin Farrell) a la escuela en la que ella y seis mujeres más han logrado aislarse y sobrevivir a la Guerra de Secesión (1861-65).

La llegada del hombre herido, un lobo feroz lastimado que no quiere regresar a su estado “salvaje”, no es bien vista por sus compañeras, mucho menos por la directora, Miss Martha, interpretada por Nicole Kidman. Pero la curiosidad de cada mujer es más fuerte y McBurney logra, poco a poco, cautivar a quienes habitan la escuela.

Ahondar más en la trama arruinaría la historia para aquellos que no han visto la versión de El engaño (The Beguiled, 1971) dirigida por Don Siegel y estelarizada por Clint Eastwood y Geraldine Page, o leído la novela homónima del escritor y dramaturgo estadounidense Thomas Cullinan.

A inicios de este año Sofia Coppola (Nueva York, 1971) se convirtió en la segunda mujer en ganar la Palma de Oro en Cannes como mejor directora. A través de su mirada, tan sensible al mundo femenino desde su opera prima Vírgenes suicidas (The Virgin Suicides, 1999) logramos adentraros al mundo creado por estas mujeres, sus deseos y el increíble arrojo que en ocasiones las lleva a hacer posible lo inimaginable.

Coppola no busca darnos una lección de historia; tampoco pretende hacernos reflexionar sobre la esclavitud y tensión racial en el sur de Estados Unidos y las terribles consecuencias que hasta hoy son palpables (basta recordar lo sucedido en Charlottesville en agosto de este año). De hecho, su versión de El seductor (The Beguiled, 2017) podría estar situada en cualquier época, durante cualquier conflicto armado, pues lo que nos muestra no son las batallas en trincheras sino la lucha de las mujeres en diferentes etapas de la vida por sobrevivir a cualquier adversidad, asumiendo las consecuencias.

Kirsten Dunst como Edwina, Elle Fanning como Alicia y Nicole Kidman son de quienes depende el futuro de McBurney, pues es a ellas a quienes intenta seducir primero. Sin embargo, no debemos olvidar que la mirada femenina es la protagonista: Coppola nos hace cómplices de las intenciones de estas mujeres, lo cual provoca una o dos risas, las cuales ayudan a calmar la tensión del thriller.

Nicole Kidman regresa a aquellas actuaciones intensas previas a Las mujeres perfectas (The Stepford Wives, Frank Oz, 2004) y retoma para este papel un poco de la actitud estoica de la Isabel Archer que personificó en 1996 en Retrato íntimo de una dama (The Portrait of a Lady, Jane Campion) y un tanto de la fiereza por defender a sus críos de Grace Stewart en Los otros (The Others, Alejandro Amenábar, 2001). Kidman y Farrell, sin duda uno de los actores más desperdiciados de Hollywood, comparten escenas en las que olvidamos por instantes su star power y nos ayudan a perdernos en la fantasía de Coppola, quien no descuidó ni uno de los detalles de la producción para sumirnos en un tiempo y espacio remotos, como de sueño de verano sureño. Ambos actores, una vez llegada la temporada de premios, seguro se llevarán una que otra nominación.

Este drama nos recuerda un poco la melancolía y soledad de las hermanas Lisbon en Vírgenes suicidas y nos demuestra que Coppola puede navegar entre diferentes épocas y géneros como pocos directores actuales.


Gabriela Muñoz es escritora, editora y crítica de cine. Ha colaborado en diversos medios nacionales e internacionales como Cine PREMIEREConfabularioThe Sydney Morning HeraldThe Review Review. @_gabmunoz