A tiro de piedra

A tiro de piedra

Por | 1 de Mayo de 2012

Un director y fotógrafo, un actor, una cámara, una camioneta, menos de 100,000 pesos y cerca de 17,000 kilómetros; un viaje y una road-movie construidos a través de dos países y muchos sitios de paso. A tiro de piedra (2010), opera prima del director mexicano Sebastián Hiriart (Ciudad de México, 1983), es un logrado experimento cinematográfico llevado a cabo a lo largo de tres meses, en distintos lugares de México y Estados Unidos y con un puñado de personajes.

Cuenta una historia relativamente típica: aburrido de su vida como pastor en una pequeña ranchería de San Luis Potosí, Jacinto Medina (Gabino Rodríguez), un joven de 21 años, fantasea con la idea de salir de su pueblo. Tras una serie de progresivas y sutiles señales, la más importante, el hallazgo de un misterioso llavero procedente de Oregón, decide viajar a Estados Unidos como indocumentado.

Hasta aquí la película podría ser una más de las muchas con temática migratoria, una especie de subgénero que popularizado a partir de documentales, programas televisivos y videohomes de todo tipo, se ha incrustado en el flujo convencional de la producción audiovisual de nuestro país. Por fortuna, no lo es. Con un estilo propio y a contra corriente de los filmes que explotan el ya deslavado discurso de pobreza y falta de oportunidades, A tiro de piedra va más allá de lo anecdótico, lo sensiblero o lo llanamente político. Se sitúa en una capa más compleja de la realidad social, abstrayendo lo inabarcable del fenómeno migratorio al curso de una travesía de iniciación.

En un tiempo en el que una buena parte del cine mexicano “de autor” se ha encriptado en fórmulas “etéreas” (incomprensibles o gratuitas) y salidas fáciles, intrascendentes en la mayoría de los casos, A tiro de piedra, se atreve a contar algo, y para bien del cine independiente de nuestros días, lo logra sin demasiadas pretensiones.

 

Este texto se publicó originalmente en la primera etapa de Icónica (número 0, primavera 2012, p. 58) y se reproduce con autorización de la Cineteca Nacional.


Gustavo E. Ramírez Carrasco estudió Antropología Social y se especializa en cine documental. Es redactor en el Departamento de Publicaciones y Medios de la Cineteca Nacional.