7 filmes fundamentales de los hermanos C

7 filmes fundamentales de los hermanos Coen

Por | 11 Abril 2016

Barton Fink (1991)

01 C

Barton Fink (John Turturro) es un escritor que sufre un severo bloqueo creativo mientras trabaja en un guión sobre Wallace Berry, un luchador. En el proceso conoce a una serie de personajes que obstaculizan su trabajo. La construcción de los personajes siempre ha sido una de las mayores fortalezas del guión y dirección de los hermanos Coen. Y en esta película logran que, a pesar de describirlos con rasgos exagerados o absurdos, los protagonista sean verosímiles.

Fargo: Secuestro voluntario (Fargo, 1996)

02 C

Al encontrarse en problemas financieros, Jerry Lundergaard (William H. Macy) decide contratar a dos hombres para que secuestren a su esposa, hija de un millonario. Esta decisión desata una espiral catastrófica que hará que Marge Gunderson investigue obsesivamente el caso (en una gran actuación de Frances McDormand como la agente embarazada). El trabajo fotográfico permite que los grandes escenarios fríos y desiertos se conviertan en un personaje más dentro del relato. La serie de televisión homónima (producida por los hermanos Coen) está inspirada en esta película.

Identidad peligrosa (The Big Lebowski, 1998)

03 C

Situada en Los Ángeles, esta historia protagonizada por Jeffrey Lebowski, cuenta la vida de un vago que se hace llamar “The Dude” (Jeff Bridges). Un día es confundido con su tocayo millonario, Jeff Lebowski, por unos matones que orinan una alfombra muy importante para él. A partir de esto, Lebowski emprende una travesía durante la que se encontrará con una gama de personajes muy al estilo de los Coen. El universo del gran Lebowski es absurdo y fascinante al grado de haberse convertido en un filme de culto.

El hombre que nunca estuvo (The Man Who Wasn’t There, 2001)

04 C

Estamos en 1949. Billy Bob Thornton es un peluquero inconforme con su vida. Las infidelidades de su esposa (Frances McDormand) se convierten en una oportunidad para escapar del hastío. En este filme, los hermanos Coen nuevamente se dedican al tema del asesinato y los crímenes pasionales, logrando una gran evocación del cine negro clásico. La impecable fotografía en blanco y negro de Roger Deakins dota de contundencia este relato.

Sin lugar para los débiles (No Country for Old Men, 2007)

05 C

Ambientada en Texas durante la década de los ochenta, este filme presenta un mosaico de personajes minuciosamente descritos: el Sheriff Ed Tom Bell (Tommy Lee Jones), un psicópata que ha sido contratado para recuperar dos millones de dólares en efectivo (Javier Bardem), un veterano de Vietnam (Josh Brolin) que encontró el dinero accidentalmente. Basada en la novela homónima de Cormac McCarthy, se trata de un relato oscuro que reflexiona sobre sentimientos trascendentes como la codicia, el poder o la muerte: una de las mejores entregas de toda la obra de los hermanos Coen.

Un hombre serio (A Serious Man, 2009)

06 C

El protagonista (Michael Stuhlbarg) de este filme es -como en casi toda la filmografía de los directores- un hombre común. Sin embargo, su vida da un giro cuando su mujer lo abandona por otro hombre. Gracias a la dirección sensible y cuidadosa de los hermanos Coen, este filme cristaliza de manera ejemplar la desesperanza y el sinsentido de la vida, a través de un notable despliegue de recursos técnicos y un humor inteligente.

Balada de un hombre común (Inside Llewyn Davis, 2013)

07 C

Llewyn Davis (Oscar Isaac) es un cantante de folk de los años sesenta que lucha por ganarse la vida. No obstante, no corre con la fortuna deseada. Con un soundtrack ejemplar (donde destaca una versión inédita de “Farewell” de Bob Dylan), este filme contrasta la belleza de las melodías con la terrible condición de sus personajes. Los hermanos Coen consiguen enlazar esta historia con el mítico regreso de Ulises a Ítaca, pasando por una serie de circunstancias inquietantes pero paradójicamente hermosas.