5 aspectos fundamentales de Wes Anderson

5 aspectos fundamentales de Wes Anderson

Por | 27 Abril 2016

El uso del color

Captura de pantalla 2016-04-27 a las 12.01.23 PM

Wes Anderson (Houston, 1969) crea universos definidos por decisiones estéticas como la paleta de colores. Cada uno de sus filmes se desarrolla en una época y un lugar cuya descripción parte de estas decisiones cromáticas: el vestuario, la utilería y los escenarios se encuentran en total armonía. Gracias a esto, cada una de sus historias tiene su propia atmósfera y cada cuadro es perfectamente identificable.

 

La composición

3027799-poster-m-weswes_0

El manejo de la cámara en las películas de Wes Anderson sigue lineamientos muy específicos: paneos de 90º, cuadros totalmente simétricos y el acomodo de los elementos al centro, entre otros. Estos rasgos estuvieron presentes desde el inicio de su quehacer cinematográfico y cada vez se vuelven más consistentes. El estilo de Wes Anderson, bastante definido, le da una sensación de continuidad a su obra completa.

 

La música

La selección de canciones para sus soundtracks siempre está cargada de una sensación nostálgica, siempre recuerda épocas pasadas. Los personajes de sus historias suelen estar íntimamente relacionados con ciertos temas musicales, colocando las emociones al alcance del espectador. Algunos momentos decisivos en sus películas adquirieron semejante fuerza gracias a la selección musical. Pensemos en secuencias icónicas como los niños de Un reino bajo la luna (Moonrise Kingdom, 2012) bailando en la playa al ritmo de “Le Temps de l’amour” de Françoise Hardy, la llegada de Margot Tenenbaum (Gwyneth Paltrow) musicalizada por “These Days” de Nico o el encuentro con el tiburón de Vida acuática (The Life Aquatic with Steve Zissou, 2004) con “Starálfur” de Sigur Rós.

 

Su relación con la literatura

jacques-cousteau-letter

La películas de Wes Anderson suelen estar en constante diálogo con la literatura distintos niveles:

1.- Los libros que leen los personajes: el vínculo entre Max (Jason Schwartzman) y su maestra a partir de una cita escrita al margen en un libro de Jacques Cousteau encontrado en la librería del instituto Rushmore, los libros que Suzy carga consigo en Un reino bajo la luna, o los libros y obras teatrales escritos por los personajes de Los excéntricos Tenenbaum.

2.- La estructura de sus obras a partir de capítulos: El gran hotel Budapest, Fantastic Mr. Fox y Los excéntricos Tenenbaum están divididos por capítulos.

3.- La figura del narrador está presente como hilo conductor en Un reino bajo la luna (con un narrador que interpela directamente al espectador hasta convertirse en un personaje decisivo en la historia), Los excéntricos Tenenbaum y El gran hotel Budapest (con el autor del libro ficticio en el que se basa el filme).

4.- La inspiración en obras reales: el agradecimiento a la obra de Stefan Zweig en El gran Hotel Budapest o los guiños a J. D. Salinger (específicamente en Franny y Zooey) en la construcción de los personajes y la línea narrativa de Los excéntricos Tenenbaum.

5.-Su única película animada, Fantastic Mr. Fox, es una adaptación del libro de Roald Dahl.

 

La nostalgia y la melancolía

the-royal-tenenbaums 

El cine de Wes Anderson, más allá de todas sus cualidades estéticas, es un cine sobre las relaciones humanas y los conflictos que éstas conllevan. A través de familias disfuncionales, personajes atravesando por crisis existenciales y relaciones amorosas en decadencia, las historias de este cineasta son innegablemente íntimas y conmovedoras. La melancolía es un rasgo presente en sus personajes que tiñe sus acciones y relaciones para desembocar en relatos totalmente nostálgicos que, a la vez, siempre mantienen destellos esperanzadores.


Ana Laura Pérez Flores es licenciada en Comunicación Social por la UAM-X y coordinadora editorial de Icónica.