5 adaptaciones de cómics del siglo XXI

5 adaptaciones de cómics del siglo XXI

Por | 14 Marzo 2016

Batman (Christopher Nolan, Jonathan Nolan y David S. Goyer, 2005-12)

tumblr_inline_o41nbzfwZo1tukday_1280

Considerada como un parteaguas en la producción de películas de superhéroes, el acercamiento de Nolan a la figura de Batman se aventuró en territorios nunca antes explorados en el género. La construcción del protagonista y del resto de los personajes es más compleja que en adaptaciones previas; la línea narrativa se desarrolla a través de los tres filmes para desembocar en un final que, si bien generó opiniones encontradas, le da conclusión a la saga. Alejándose del estilo de muchas de las adaptaciones anteriores, Nolan convirtió a Batman en un personaje multidimensional en un universo igualmente complejo con un tratamiento totalmente cinematográfico. Una trilogía polémica por exponer problemas estadounidenses como la vigilancia (Batman: el caballero de la noche, 2008) y Occupy Wall Street y la crisis económica (Batman: el caballero de la noche asciende, 2012).

 

Kick-Ass (Matthew Vaughn, 2010)

tumblr_inline_o41ndnrKTd1tukday_1280

La adaptación de este cómic de Marvel causó controversia, al igual que el texto original. Rompiendo una serie de convenciones, este héroe que no es un superhéroe decide adoptar el estilo de vida de uno y se enfrenta a las limitaciones del mundo real. La puesta en escena, el ritmo del montaje, el diseño sonoro y las transiciones evocan el ritmo y estilo del cómic (hasta la sangre tiene un color caricaturesco), para terminar criticando el género y ridiculizándolo.

 

Scott Pilgrim contra los ex de la chica de sus sueños (Scott Pilgrim vs. the World, Edgar Wright, 2010)

tumblr_inline_o41ndm2n541tukday_1280

A diferencia del Batman de Nolan, esta adaptación se apega fielmente al texto original. El cómic funciona prácticamente como storyboard en una adaptación minuciosamente fiel. Haciendo uso de transiciones que evocan la forma del cómic, onomatopeyas tipográficas, viñetas y guiños tanto gráficos como auditivos los videojuegos, Scott Pilgrim es un producto cuya narrativa se desarrolla en distintas plataformas que dialogan entre sí a través de la película.

 

Jessica Jones (Melissa Rosenberg, 2015 a la fecha)

tumblr_inline_o41ndoBY1F1tukday_1280

La serie de Netflix está basada en Alias, el cómic que sigue la historia de Jessica Jones después de haber dejado de ejercer como Jewel, la superheroína. Como parte del universo cinematográfico de Marvel, esta serie mantiene el carácter oscuro del cómic, mientras se despoja de ciertos elementos (como el color púrpura de Purple Man) para terminar siendo una historia de superhéroes que no parecen superhéroes. Jessica Jones, Luke Cage y Killgrave tienen poderes, sí, pero se relacionan con la gente con mucha más facilidad que Capitán América o Hulk. Apuntando a un público más amplio, la adaptación de Alias ha alcanzado espectadores que no suelen sentirse particularmente atraídos por las historias de superhéroes.

 

Daredevil (Drew Goddard, 2015 a la fecha)

tumblr_inline_o41nfkRT6y1tukday_1280

Después de una adaptación poco afortunada al cine (Daredevil, Mark Steven Johnson, 2003), la serie de Netflix retoma este personaje desde un lugar más oscuro que ha tenido mucho éxito frente a la crítica y el público. La puesta en escena de las peleas ha causado un impacto favorable en las audiencias y el protagonista también ha demostrado estar mucho mejor construido que en la versión anterior. Parte del éxito de la serie se debe a un guión que reflexiona sobre las crisis económicas y sociales de las ciudades, así como a un tratamiento matizado de los personajes para mostrar que las personas no pueden ser definidas con un solo adjetivo. En este universo, los personajes proyectan una personalidad repleta de claroscuros. La música es una de sus cualidades estéticas más destacadas. La segunda temporada será lanzada al final de esta semana y el personaje será retomado en la serie crossover con Luke Cage, Jessica Jones y Iron Fist.