40 años sin Pasolini: 5 momentos clave

40 años sin Pasolini: 5 momentos clave

Por | 2 Noviembre 2015

Pasolini fue asesinado el 2 de noviembre de 1975 en una escena que podría haber formado parte de alguna de sus películas: no se sabe con certeza si los motivos del crimen fue la homofobia o la conspiración política. Incluso el nombre del asesino es dudoso. Este multifacético realizador logró, a través de su obra escrita y filmada, reflexionar alrededor de sucesos relevantes y polémicos de la sociedad. Elegimos 5 momentos fundamentales en la corta y trascendental trayectoria cinematográfica del italiano.

 

Accattone (1961)

Con esta película Pasolini saltó del lenguaje escrito al cinematográfico. La muerte como redención es el tema central de Accattone, filme en el que, por primera vez, se ponen sobre la mesa los temas controversiales que caracterizan su obra: la tensión entre las clases burguesa y proletaria, la sexualidad y la violencia. A partir de la historia de dos personajes que forman parte de grupos minoritarios, se emite una crítica sobre el individualismo y la alienación en las postguerras.

 

Mamma Roma (1962)

Este filme narra la historia de una prostituta que quiere desprenderse de un pasado sórdido por el bien de su hijo. Nuevamente, los personajes son retratados como residuos de la guerra que luchan por reconstruirse a partir de una realidad fracturada.

 

Teorema (1968)

Es considerada la gran obra de Pasolini. La escasez de diálogos y la meticulosidad de la puesta en escena edifican un entorno. Su narrativa no obedece a las convenciones del cine clásico. La historia es conocida: un carismático hombre seduce a cada uno de los miembros de una familia burguesa, poniendo en crisis sus certezas morales. Uno de los trabajos más transgresores de los últimos tiempos.

 

La trilogía de la vida: El Decamerón (1971), Los cuentos de Canterbury (1972) y Las mil y una noches (1974)

Con esta trilogía, Pasolini consiguió reconocimiento unánime por la crítica y el público. Al adaptar estas tres piezas de literatura medieval, el cineasta proyecta una afilada crítica al capitalismo, la moral y la religión contemporáneos. Este tríptico cristaliza y consolida la postura de Pasolini frente a aquellos ejes quebrantados de la sociedad del siglo XX.

passollini

 

Saló o los 120 días de Sodoma (1975)

El estreno póstumo de este sombrío filme funcionó como una especie de epitafio. La película, basada en el libro homónimo del Marques de Sade, pero adaptada en Italia al final de la Segunda Guerra Mundial, emite un discurso crítico frente a una sociedad crecientemente consumista. La mirada que se nos presenta es desesperanzada: el relato está plagado de un tono perturbadoramente fúnebre donde la sociedad ha perdido cualquier esperanza por transformar su presente.